Los ultra ricos arrasan en España mientras aumentan los niveles de pobreza y Pablo Casado nos anima a decir a todas horas ¡Viva el Rey! en señal de agradecimiento por nuestras conquistas sociales

España es el tercer país más desigual de toda la Unión Europea y donde más ha crecido la desigualdad desde 2007 en todo el continente.