El tema Aleluya Nº1 de Aute fue un gran éxito a nivel internacional, realizándose por diversos cantantes versiones en Checoslovaquia, Francia, Italia, Brasil, Japón e Hispanoamérica. En Estados Unidos, Ed Ames hizo una versión llamada Who will Answer adaptada por Sheila Davis que llegaría al puesto número siete de la lista billboard.

Aute contaría años después una curiosa anécdota que había escuchado según la cual Paul McCartney, al escuchar esta versión en inglés del Aleluya, decidió contestarla con el tema Let it be, de los Beatles.

Luis Eduardo Aute

Luis Eduardo Aute músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta, nació en Manila, Filipinas, el 13 de septiembre de 1943. Hijo de padre español y madre filipina de orígenes españoles. Manila invadida por las tropas japonesas en la II Guerra Mundial sufrió 13 días de asedio con bombardeos de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, a los que milagrosamente el pequeño Aute sobrevivió en unas condiciones infernales a uno de los mayores holocaustos de la Segunda Guerra Mundial.

Yo nací en 1943 por lo que apenas tengo información de esos años terribles. Por mis padres supe que la ocupación japonesa fue más o menos llevadera, los peores recuerdos fueron los de la “liberación” por parte de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. Nuestra casa quedó absolutamente destruida. Durante los 13 días de asedio del bombardeo, nos refugiamos en el Hospital General. Medio hospital fue bombardeado y, por suerte las estancias donde nos refugiábamos quedaron en pie. Según me contaban durante esos 13 días no recibí alimento alguno, ni sólido ni líquido por lo que temieron por mi vida.

La familia ante la situación en Filipinas en 1954 optó por venir a España, y así tuvimos la suerte de poder disfrutar de este gran artista.

Aute de niño y mayor

Luis Eduardo Aute sentado en el malecón de Manila, era uno de los pocos sitios en los que se podía estar después de la destrucción de la ciudad. Fotomontaje de cuando era niño con una foto de cuando visitó la ciudad de mayor, que los hijos de Aute le regalaron en un cumpleaños.

Letra de Aleluya Número 1

Estas son las cosas
que me hacen olvidar.

Una lágrima en la mano,
un suspiro muy cercano,
una historia que termina,
una piel que no respira,
una nube desgarrada,
una sangre derramada,
aleluya.

15 gritos que suplican,
una tierra que palpita,
la sonrisa de un recuerdo,
la mentira de un te quiero,
una niña que pregunta,
unos cuerpos que se juntan,
aleluya.

Mil silencios de un olvido,
un amor que se ha perdido,
tres guirnaldas en el pelo,
el aliento de unos besos,
el perdón de los pecados,
unos pies que están clavados,
aleluya.

La razón de la locura,
una luz de luna oscura,
unos ojos en la noche,
una voz que no se oye,
una llama que se apaga,
una vida que se acaba,
aleluya.

Estas son las cosas
que me hacen olvidar,
este mundo absurdo,
que no sabe a dónde va.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Una madre que amamanta,
tengo seca la garganta,
el color de un tiempo abierto,
un mañana siempre incierto,
el sudor de una frente,
el dolor de aquella gente,
aleluya.

Una llaga que se cierra,
una herida que se entierra,
unos labios temblorosos,
unos brazos calurosos,
dos palabras en la arena,
una ola se las lleva,
aleluya.

Un reloj con treinta horas,
el cartel de no funciona,
una piedra en el vacío,
otra piedra en el sentido,
una lluvia en el alma,
un incendio en las entrañas,
aleluya.

Unos pasos sin destino
por cuarenta mil caminos,
un acorde disonante,
nueve infiernos sin el Dante,
unas flores en mi tumba,
siempre nunca, nunca, nunca,
aleluya.

Estas son las cosas
que me hacen olvidar,
este mundo absurdo,
que no sabe a dónde va.

Aleluya, aleluya, aleluya,
aleluya, aleluya, aleluya,
aleluya, aleluya, aleluya,
aleluya, aleluya, aleluya.

Luis Eduardo Aute: Letra de Aleluya Nº 1 Ilustración Eneko

Vídeo: El maravilloso mundo de Luis Eduardo Aute

Tuits

 

Enlaces de interés

Wikipedia. Luis Eduardo Aute

Revista Filipina. LUIS EDUARDO AUTE Y FILIPINAS