Madrid cambia el callejero franquista. Justicia agridulce.

Después de cerca de 40 años de democracia, por fin se aprobó la retirada de los nombres franquistas todavía existentes en el callejero de Madrid, pero sin consenso y con un cierto sabor agridulce en la izquierda.