Tiempo de lectura: 7 minutos

Viñeta ElKoko – @Elkokoparrilla

Artículo de Beli – @Belentejuelas

 

Una oposición que en el Congreso intentará no aprobar leyes y decretos y suelta a sus gorilas a las calles para acallar por la fuerza lo que no pueden hacer en las urnas, como intentaron intimidar a Teruel Existe.

Desde el pasado 7 de enero, día en el que Pedro Sánchez y su coalición de gobierno con UP consiguió ser investido Presidente del Gobierno, en este país se ha dado un paso de gigante en cuanto a la democracia se refiere. Por primera vez en nuestra historia más reciente tenemos un gobierno formado por más de un partido.

Esto para nosotros es un paso importante porque, por vez primera, la democracia (esa forma de gobierno donde los ciudadanos eligen a sus representantes) se hace efectiva. Los gobiernos anteriores, creados desde las mayorías absolutas o mayorías simples con apoyos de gobernabilidad, habían sido monocolores. Ahora, el ejecutivo no estará formado exclusivamente por miembros de un partido o sus simpatizantes, sino que una vicepresidencia y varios ministerios estarán representados por diputados o afiliados de otro partido, obligando a aunar fuerzas a personas con ideales similares, pero no idénticos.

Las conversaciones para crear gobierno, se mantendrán en los consejos de ministros y en el día a día pues los objetivos a conseguir pueden realizarse desde distintos puntos de vista y habrá siempre que buscar un consenso. Hablar, respetar al otro y llegar juntos a un entendimiento.

Sin embargo, cuando en nuestra democracia se ha dado un paso de gigante, nos encontramos por otro lado con un muro de incomprensión, de poca altura política y de estrechez de miras. Se trata del bloque opositor, que, si bien está formado por tres partidos básicamente, cada uno de ellos es más reaccionario que el anterior.

El debate de investidura se ha caracterizado por el insulto, la falta de rigor político y una absoluta mala educación por parte de la bancada de la derecha. Gritos de viva España, viva el rey (viva el orden y la ley les faltó decir) se escuchaban en cada intervención de aquellos diputados que representan sobre todo los intereses de territorios a los que la mano implacable de la más rancia y casposa España tienen declarada la guerra. Llámese Euskadi o llámese Catalunya.

La frase más repetida en los últimos meses por diputados electos y simpatizantes es que España se rompe. Al parecer vivimos en un territorio de cristal que se puede quebrar sin darnos cuenta. Estamos sujetos por alfileres y nuestro entorno, se hundirá en el fango a no ser que nuestros amigos salvapatrias hagan fuerza para evitarlo. No pensaba yo que un país fuese algo tan frágil. Y realmente no lo es. Pero como decía Goebbels, di una mentira muchas veces y se convertirá en verdad.

Por todos los medios intentan a diario, con palabras y actos, minar la democracia joven e inexperta que tenemos en este país. Estamos todavía aprendiendo las maniobras del poder democrático y a la vez, sacando los escudos para que la españolidad mal entendida, no dinamite lo que nos ha costado una vida construir. Porque esta derecha española, entiende la democracia solo por su vara de medir, solo cuando le interesa personalmente y siempre desde el punto de vista de poder hacer de su capa un sayo.

¡Cuánto dolor se percibía en las palabras de los miembros de la bancada de la derecha cuando veían escapar el poder de su alcance! La rabia mostrada en el insulto, el desprecio en los espumarajos de la boca y la incompetencia democrática en sus modales. Todo por convertir a este país en un trasnochado y decimonónico estado donde unos cuantos ordenen y dominen tal y como han mamado ellos. Sus palabras recuerdan tiempos que el nuevo gobierno ha prometido desterrar. Actitudes infames que menoscaban el suelo democrático donde la soberanía nacional se establece.

Ahora, viendo que ya no es posible robar el gobierno a los que legítimamente lo han conseguido, sueltan a sus cachorros para que vayan en actitud de ser el más malo de su portal, amenazando a los que apoyados en leyes constitucionales (esas mismas que abanderan sus discursos pero que desconocen realmente) con más o menos fuerza política, han apoyado al nuevo ejecutivo.

El representante de Teruel Existe, una agrupación ciudadana que consiguió un escaño en las últimas elecciones, ha sido amenazado, vilipendiado y vapuleado por haber apoyado a los Picapiedra. El hombre, nuevo en las lides del Congreso declaró en su discurso que iba a votar que sí al nuevo gobierno de coalición porque las propuestas del acuerdo de partidos alcanzado, cumplía o pretendía cumplir las expectativas de una provincia, olvidada de la mano de los dioses del congreso durante años y años.

Según las informaciones publicadas, tuvo que dormir la noche antes de la votación en un lugar desconocido para evitar que las hordas (esta vez sí que lo son) de fascistas que campan libres por el territorio nacional, no llevaran a cabo lo que se había amenazado ya. Estos comportamientos de mafia de segunda, se hizo extensiva a hoteleros y restauradores de la capital llegando incluso a ser públicamente demostrada su insolencia, reconociendo por parte de una militante que se podría llegar a fusilar. Vamos que Tejero y cia pueden dormir tranquilos porque hoy en el Congreso tenemos a 52 personas que acusan de golpe de Estado a quiénes utilizan las herramientas democráticas para formar gobierno, pero ellos tienen en mente fusilamientos y sabe dios qué más burradas totalitarias.

Estas demostraciones de talante dictatorial ya habían sido usadas con anterioridad. Tras un debate electoral, el representante de la España casposa, llegó a decir que harían lo posible para ilegalizar al PNV. Y todo porque Aitor Esteban, negó la mano a Iván Espinosa de los Monteros. No voy a decir lo que opino de Espinosa de los Monteros, pero sí diré que, independientemente de que el PNV no sea el partido al que yo votaría, Aitor Esteban me parece uno de los mejores políticos de este país, y negarse a dar la mano a la derecha más extrema, solo es sinónimo de su integridad como demócrata.

La cantante Rozalén anunció que había sido amenazada tras sus palabras sobre la posición de este partido contra las mujeres. Todos hemos sido testigos de cómo los miembros y miembras de las filas de Vox acusan de inexistente la violencia de género o tratan de poner la nacionalidad de los violadores por delante del delito cometido. El mismo Abascal lo dijo en la tribuna, falseando (cómo no) los datos de las violaciones llevadas a cabo por extranjeros. Tuvo la desfachatez de hablar de la mujer asesinada junto a su hija el día anterior, recalcando que ese atroz crimen era violencia intrafamiliar.

Y así con todos los que no entran en su canon de buen español. Porque lo primero en la vida, lo segundo y lo tercero es ser buen español. Qué sepamos todos que ser español es algo que nos distingue del resto de mortales del planeta y nos hace mejores sin necesidad de mover un dedo.

El nuevo gobierno tiene muchos retos por delante y muy difícil la consecución de al menos algunos de ellos. No solo porque llevar una agenda mucho más social y democrática es difícil a todos los niveles. Lo tiene complicado porque la oposición no solo estará en el Congreso intentando no aprobar leyes y decretos, sino que ha soltado a sus gorilas a la calle para acallar por la fuerza lo que no pueden hacer en las urnas. Sus líderes, llenan sus cabecitas huecas de miedo al que piensa distinto y los ha enviado a parar el avance de la sociedad. Los ciudadanos lógicos y decentes no vamos a entrar al trapo, pero el discurso demoledor que sueltan desde sus tribunas, cala en las mentes de ciertos sectores que habrá de ver y comprobar por ellos mismos, como las medidas del gobierno no les van a quitar la posibilidad de comprar papel higiénico ni verán los supermercados de sus barrios y pueblos desabastecidos. No llegará el espíritu del venezolano Chaves a meterse dentro de las carteras de los ministerios para implantar un bolivarianísmo superlativo y los muertos españoles no engrosarán las listas de los muertos por el comunismo. Por desgracia, nuestros muertos sí cuentan para los asesinados por la dictadura y la represión.

Solo cuando sus vidas cambien para mejor (si es que se logra), se darán cuenta algunos; otros ni aunque se lo metamos por vía intravenosa; que nadie está aquí para arruinar el país, para quitarle el pan de la boca a los niños o crear comunas y gulags. El miedo absurdo y sin sentido que sienten ante un gobierno un poquito menos azul de lo que hemos tenido hasta ahora, se tendrá que desvanecer. España sigue siendo un país capitalista, miembro de la UE y de la OTAN y donde las personas viven lo mejor posible dentro de sus posibilidades. No vamos a ir todos vestidos del mismo color y los ciudadanos podremos movernos con libertad por todos lados.

El cielo no caerá sobre nuestras cabezas cuando el gobierno empiece a trabajar. Y si no les gusta siempre podrán esperar cuatro años y volver a votar a sus líderes ultraderchistas, a ver si en esta ocasión, en vez de 52 diputados, se quedan en 6.

Viñetas

- Es falso que vuelva el fasicismo. Nunca nos fuimos. (Viñeta de Elkoko)

– Es falso que vuelva el fasicismo. Nunca nos fuimos. (Viñeta de Elkoko)

 

- Teruel existe. ¡Y también resiste! (Viñeta de Elkoko)

– Teruel existe. ¡Y también resiste! (Viñeta de Elkoko)

Ver más

elmundo.es Rozalén alza la voz tras recibir amenazas por un comentario sobre Vox 12-11-2019

lavanguardia.com Urkullu responde a las amenazas de Vox: “Tendrá enfrente al Gobierno vasco” 7-11-2019

cuatro.com Tomás Guitarte (Teruel Existe), tras las amenazas de una afiliada de Vox: “Hay que rebajar la tensión y el enfrentamiento” 8-01-2020

rtve.es  PSOE y Unidas Podemos ponen en marcha el primer gobierno de coalición en la historia reciente de España 7-01-2020

diariodelaltoaragon.es El diputado de Teruel Existe duerme fuera de su casa por seguridad 08-01-2020

20minutos.es Una militante de Vox, al fundador de Teruel Existe: “Si hay que fusilarte, lo haremos” 8-01-2020

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

Gobierno de Coalición Progresista; ¡sí se puede!

Libros de Belén Moreno

"El espejo" de Belén Moreno

El Espejo

En 1935 Leonor llega a un pequeño pueblo de Segovia para ser maestra. Lleva consigo sus libros, su ilusión y su ideología. Los acontecimientos se desbordarán irremediablemente para ella y para los demás vecinos del pueblo. Conocerá a las personas que sin quererlo ella serán decisivas para el resto de su vida. El amor, la política, el rencor, la envidia y el horror de una guerra, tomarán las riendas de la vida de todos los habitantes de Hornillos de la Sierra. Incluidas las de las generaciones futuras.

Las maestras republicanas intentaron llevar la luz de la cultura y la educación a todos los rincones más escondidos de nuestro país. Esta novela está escrita por su memoria, que no podemos olvidar; por su esfuerzo, que jamás será recompensado y por su ilusión, que es el motor de la docencia.

¿Te ha parecido interesante? Pues aquí te dejamos el enlace para poder comprarlo 😉