Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso – Instagram @jamonyqueso89

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de derechos humanos. Pero todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de sus dibujos y sus #CartasLocasEsono.

 

“…Maxim, Maxim, Maxim…”

En Catalunya, esa parte del Reino de España, las cosas se van poniendo muy “máximas”.

Ante la libertad de expresión, una porra solo puede llevar a la máxima de la rabia contenida.

Le leí a la periodista hispano-iraní que escribe “Loveando” mientras redacta para “Canarias en Hora”, y creo, también para la Agencia de noticias RT (?), refiriéndose a Maxim Huerta que había sido nombrado Ministro de Cultura en uno de esos gobiernos que Pedro Sánchez quiso configurar en su día, pero que varias semanas después de ese nombramiento que provocaría el “…Maxim… Maxim… Maxim…” de ella, fue apartado del “negocio gubernamental a estrenar” porque se le atribuyó algo que no se puede explicar aquí. Entre otras cosas, porque no viene a cuento contarles lo que no viene a cuento explicar sobre el asunto.

La periodista en cuestión, a la que me gustaba leer cuando yo tenia “redes sociales activas”, llamó mi atención (curiosidad) sobre el tal Maxim, con esa forma de mencionarlo. Y a raíz de esa mi curiosidad, me fui a buscar a Maxim. Y claro, como no va de buscarlo físicamente, lo encontré en “AR show”. Y poco más.

Luego, ya como sabe todo el mundo, le fulminaron de las cosas de La Moncloa del hoy aspirante a “mandamás del gobierno bajo el Reino”.

Desde aquí mando un beso a “Jacinta”. Que por alguna razón que no entiendo, un dibujo que le hice estando yo en chirona, no podrá llegarle porque fue perdido o desviado del resto de trabajos que expongo a día de hoy como “mis momentos trainning coco”. En el dibujo se la veía a ella asomada a un balcón, mientras observaba hacia un horizonte desconocido. Y tras de ella aparecía “Benito”.

Pero esa ya es otra historia.

¿Por qué Maxim?

Realmente por nada que sea relevante. Resulta que esta mañana de hoy, trato de estar atento a las cosas que acontecen en Catalunya, a través de las cámaras de los profesionales de la TVE que emite a nivel internacional. Y me reconocerán que ahora mismo en esa parte del Reino de España, las cosas se van poniendo muy “máximas”. O como ha dicho el Señor que acompañaba en la emisión de su programa mañanero de hoy a Maxim: no existe fuego controlado. Si prendes fuego y te descuidas, claramente se descontrolará. Y ya sabemos todos lo que significa eso.

Más claro imposible.

Pero, de repente, Maxim y sus colaboradores del momento de hoy han pasado página de forma magistral para dedicarle tiempo a otras formas de manifestarse a lo máximo que también están ocurriendo en el Reino. Solo que esta vez se trataba de Madrid. Y se podría decir que esa otra multitudinaria marcha que llevaba avanzando hacia semanas, era más pacífica. Alguien en el programa conectó con los manifestantes. Y un joven barbudo habló con dos señoras que estaban presentes ante las cámaras. Y una de ellas dijo: a nuestra edad, y con esto que ven ustedes, nos hemos vuelto expertas en economía.

Claramente eso era cierto. Pues la cosa va de pensionistas. Los pensionistas en el Reino llevan años luchando, animados por sus nietos a veces, contra eso que “se les puede ir de las manos” como no se ponga orden en varios frentes de un Reino que podría ser la siguiente razón para que españoles y españolas salgan a las calles a exigir “cambios totales”. Ya veremos por ejemplo, como cierran el 10N. Previo a como trabajen para echar al dictador de su eterna y cómoda cama mortuori.

“…España está que arde…”. Sin fuego. Pero en caliente.

A todo esto, se me viene a la cabeza las razones por las que la gente se queja con tanta efusividad, o tanta calma chicha. Y es que en democracia, lo normal es que la gente pueda expresar sus sentires de forma completamente libre. Y siendo de mi tierra, conocedor de la cantidad de nacionales que viven por ejemplo en Madrid o Barcelona ahora mismo, ya me interesaría saber si mis “partners nacionales” están tomando ejemplo de esa forma de “quejarse de forma máxima”. Pues en breve nos podría a nosotros también tocar quilombos callejeros de esa envergadura. Esperemos que sí que estén tomando nota de nuestros colegas “de la lengua”.

Por ejemplo, el FMI acaba de echar sus cifras sobre los países lusófonos que pueden crecer en los siguientes años. Esas cosas dan para animar a cientos a invadir ruidosamente las calles de nuestras ciudades.

Ojo!, todavía en nuestra casa “quejarnos” pacíficamente está literalmente prohibido. Imagínense entonces si algún día llegaremos a hablar de las pensiones. Tenemos quilombos muy agudos. Ya veremos si el tiempo nos pone en nuestro lugar como bien tiene puestos a los españoles y españolas libres de quejarse, y ante las narices del mismísimo Rey que no parece dictador.

Una tarde tranquila en Malabo, salí de la carcel de BlackBeach acompañado de una de las mujeres que más promete dar guerra a la dictadura y sus resquicios en el futuro, a mi lado. Ambos habíamos ganado una batalla de la cual la guerra sigue en pie. Llegué a casa de mi hermana-madre y me tomé el tiempo de analizar sobre todo lo que había ocurrido estando yo enchironado por esa panda de criminales que nos dicen gobernar con apoyos como el Estado Español, y sus sucesivos gobiernos, desde el 3 de Agosto de 1979.

Después de todo el análisis que hice, me di cuenta que me había echo exageradamente famoso a nivel mundial. Evidentemente esa fama no me iba a aportar nada. Como mucho, hoy me sirve para contar estas cosas en un medio que se que leen españoles y ecuatoguineanas. Así pues, como la idea es conseguir que los Obiang dejen de gobernar, con o sin el apoyo de “demócratas rosados” como Don José Bono (siempre que pronuncio ese nombre debo escupir. Ahora vuelvo… ya esta. Sigamos), dicha fama estaba confirmada cuando veo que tengo una carta de los “Jordis”.

Si, esos dos catalanes hoy condenados por, ¿por qué están condenados exactamente?.

Los “Jordis”, a los que vi como les metían en la cárcel estando yo en una muy jodida, me habían escrito una carta de esas que daban para que uno reflexione profundamente.

No quiero dar más detalles al respecto. Solo se que les han condenado a 9 años por… ¿por qué están condenados exactamente?

Evidentemente tuve que hacer acopio de valor para preguntar a “españoles y españolas” sobre si sabían aquello. Y las respuestas fueron “casi idénticas al sentir entre españoles y catalanes a día de hoy”. Pues muchos son los que me aconsejaron no acercarme a los “indepes” si mi intención era “trabajar y vivir en el Reino”. Otros, y otras, pareciera que ese tipo de cosas, de los “Jordis” hacia mi, “africano que no se entera”, les asustaba solo con pensar que yo podría estar coqueteando con esos famosos catalano-hispanos que hoy en día son una de las causas por las que Maxim abre su programa de “cotilleo para guapos y guapas” amantes de la tele.

Pero, yo que me gusta preguntar, pero jamás dejar que mis propias decisiones no me dirijan mis opciones de vivir, respondí a la carta de los “Jordis” con una propuesta de irlos a ver cuando todavía los tenían en la carcel en Catalunya. Mucho antes del juicio del cual han salido condenados. Me ofrecieron opciones varias. Pero ninguna condujo finalmente a esa visita. Supongo que mi fama no daba para tanto. Pero bueno, realmente me hubiese ido a verles y decirles que a lo mejor no entiendo del todo su lucha. Pero que si estaba basada únicamente en que un pueblo deba elegir qué camino tomar, que contaban con mi idea democrática de que eso así debe de ser para cualquier  demócrata.

Luego, o antes, no me acuerdo bien, fui invitado a participar en un acto de OMNIUM Cultural en un pueblo cerca de la Ciudad Condal. Me fui acompañado de un “flamenco” venido expresamente de su tierra para tal fin. Y cuan star, me pusieron taxi y todo. Cené previamente en una mesa con gente que conocía por primera vez. Y cuando acabó todo, con discusión entre flamenco y taxista anti indepe incluida, regresé al Raval.

¿Por qué os estaré contando todo esto?

Sinceramente no lo sé.

Si sé que tanto los que andan porreando manifestantes en “olla a presión”, como los que en “olla a presión” están logrando que las porras hablen más que las bocas ante un problema que se presenta gravísimo y posiblemente que ya no tenga solución más que “el final de los Madrid-Barça”, tendrán que tener claro que algún día las pensiones serán su “presente”. Un presente hoy al máximo de su expresión con base en la democracia por la que apuesta hasta el Rey “parido” de la Transición del 78, con Franco de único garante. Y cuyo futuro que si hoy empieza a palos y fuego cada vez más vivo y presente, se presenta en su futuro tan oscuro como oscuro les debe resultar a los de mi tierra nuestro actual régimen sin más futuro que desparecer hoy.

Siento meterme en donde nadie me llama. Pero creo que ante la libertad de expresión, una porra solo puede llevar a la máxima de la rabia contenida.

Gabriel Rufián escribe a Quim Torra: condene actos violentos Presi.

Y yo escribo: Majestad cierren las puertas del Reino a los OBIANG.

 

Viñeta

Respuesta a la sentencia del Procés. (Viñeta de JamónYQueso)

Respuesta a la sentencia del Procés. (Viñeta de JamónYQueso)

Ver más

publico.es Así cargó la Policía en Madrid contra los periodistas que cubrían las protestas pese a identificarse varias veces como “prensa” 20-10-2019

eldiario.es Sánchez vuelve a evitar una conversación con Torra y Marlaska reclama “que condene la violencia sin equidistancias” 20-10-2019

eldiario.es Miles de personas salen a la calle en Barcelona contra las actuaciones policiales tras una semana de altercados 19-10-2019

Tuits y posts