Tiempo de lectura: 3 minutos
VERDAD. IDEOLOGÍA. - Me llaman negacionista... pero es que no veo la verdad en ningún sitio. (Viñeta de Lex)

VERDAD. IDEOLOGÍA. – Me llaman negacionista… pero es que no veo la verdad en ningún sitio. (Viñeta de Lex)

 

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo Francisca García Algarra

 

El negacionismo es un comportamiento humano que elude una realidad verificable y empírica, pero dolorosa o difícil de aceptar.

Han existido a lo largo de la historia diversas actitudes negacionistas: el terraplanismo, cuestiones astrofísicas, el Holocausto nazi, el SIDA y, en la actualidad, el Coronavirus.

Dar la espalda a la realidad es una cobardía siempre debilitante.

La confrontación con lo real, por duro que sea, nos fortalece y nos ubica cognitivamente para desarrollar estrategias de resolución, conocimiento y crecimiento personal y colectivo.

Asumir el principio de realidad nos hace más maduros y nos protege de la locura.

Volviendo a la pandemia de Coronavirus que asola el planeta, se da la coincidencia del afloramiento de agrupaciones negacionistas con un denominador común, el ultrafascismo y el nazismo.

Particularmente en España, este tipo de movimientos sectarios negacionistas y negativistas, se adornan con banderas franquistas o nazis.

Se manifiestan sin mascarillas poniendo en riesgo la salud de la población y produciendo actos vandálicos y violencia contra las personas que no profesen sus creencias, para después culpar a la izquierda de lo que ellos perpetran.

Es el engaño y el robo, la falta de valores y la deshonestidad más execrable, lo que mueve sus actos.

Y sus palabras burdas y espúreas, un plagio del más puro estilo goebbeliano.

Su objetivo es la destrucción y el exterminio en todos los ámbitos, son beligerantes con cualquier cosa que no sea el ideario de su secta, cuyas líneas básicas son llegar al poder por el medio que sea y ejercer la tiranía y el expolio, la injusticia más abyecta y la criminalidad.

No hace falta tener mucha memoria ni saber demasiada historia, para conocer los métodos asesinos de todas estas mal llamadas personas.

Por tanto, el negacionismo antes mencionado, no es sino una mentira más, un eufemismo tras del que se esconden, como carroñeros, los más extorsionadores fascistas para engañar a la ciudadanía y perjudicarles ayer, hoy, mañana y siempre.

Tanta es su irracionalidad como su miedo a perder los privilegios del saqueo.

De ahí su beligerancia.

De ahí, también, su infinita estupidez.

 

- Doctor, que aquí puso que morí por covid... ¡Y eso es un invento de los rojos! (Viñeta de Lex)

– Doctor, que aquí puso que morí por covid… ¡Y eso es un invento de los rojos! (Viñeta de Lex)

 

 

Libros

BAHIA DE UN CUERPO - FRANCISCA GARCIA ALGARRA - 3Bahía de un cuerpo

Francisca García Algarra.

En las templadas orillas de los cuerpos, de cada cuerpo, tienen su morada los deseos.
Es un espacio invisible y luminoso, donde se despierta de un sueño; donde el propio sueño es el único camino para llegar hasta él.
Un cuerpo se olvida en otro, por ello no existe mayor esperanza que la de olvidar.
Cuerpos anhelados, distantes, indiferentes; anudando día tras día su núbil consistencia, su momentánea eternidad.
Sueñan la verdad que más tarde no recuerdan.
La vida entera agotarán después buscándola.
Conscientes en ocasiones de su inconsciencia, repetirán una y otra vez los signos que les devuelvan al primer hechizo, el don de ser.
Somos el cuerpo que pensamos, y el que sin pensar, en la ráfaga de un instante dejamos de ser.
La única guarida que nos cobija, el único abandono que podemos evitar.
El tiempo procede de un cuerpo, y en él se agota.
Allí, donde el corazón tiembla, llora y ríe; fin y principio de su provisionalidad.

Si te gustan los artículos de Francisca G. Algarra, seguro que te encantará su libro 😉

Puedes comprar el libro enviando un email a: 62fga62ARROBAgmail.com