Tiempo de lectura: 3 minutos

«Ni amos, ni dioses» Viñeta de Lex. Artículo de Francisca García Algarra

 

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo Francisca García Algarra

 

La vida no solo hay que sentirla, también es necesario pensarla.

Ya que pensándola, construimos nuestra realidad.

Pensar, nombrar y fundamentar.

Si, por el contrario, nos volvemos acríticos y nos identificamos con un amo sin cuestionarlo, viviremos con tantas limitaciones irracionales que apenas nos quedará espacio para respirar.

La libertad es la ausencia de amos prendidos en el pensamiento.

Por ello, ser libre siempre es una conquista interna.

La opinión de los demás en forma de prejuicios sociales, religiosos o por dependencia, no debemos cargarla a nuestras espaldas, pues a la larga nos hundirá.

Demasiado peso para volar en tan corta estancia.

La morada de los libres, su torre de cristal, es el apoyo en sus propios pensamientos; cada uno de ellos como ráfagas eléctricas de energía que determinan sus emociones y su conducta.

Autonomía de ser en el hacer.

El proyecto de una vida es la decisión firme acerca de en qué camino de la encrucijada pondremos eficazmente las fuerzas de nuestra voluntad.

Ya que dichas fuerzas son finitas y en su dispersión habita el sinsentido.

En ese impasse el tiempo no huye de nosotros como parece, sino que la misma búsqueda nos va transformando imperceptiblemente en aquello que buscamos.

Se incardina en nuestra piel creando gestos nuevos, encuentra matices sensibles en nuestra voz antigua y mece los minutos, múltiplos de instantes, para dibujar la pátina translúcida de la metamorfosis.

Mientras tanto, eso a lo que llamamos corazón, deja en la vida de otras vidas su impronta febril y su latido.

Nacemos también para pensar.

La observación y el análisis son el oxígeno de la inteligencia, de la capacidad de adaptarse con el solo sometimiento a la realidad.

Sin apenas velos de desolación ni éxtasis.

Buscar en la oscuridad lo que un día se vio en la luz.

 

ETIQUETAS: Amos - Dios - Libertad
 

Libros

BAHIA DE UN CUERPO - FRANCISCA GARCIA ALGARRA - 3Bahía de un cuerpo

Francisca García Algarra.

En las templadas orillas de los cuerpos, de cada cuerpo, tienen su morada los deseos.
Es un espacio invisible y luminoso, donde se despierta de un sueño; donde el propio sueño es el único camino para llegar hasta él.
Un cuerpo se olvida en otro, por ello no existe mayor esperanza que la de olvidar.
Cuerpos anhelados, distantes, indiferentes; anudando día tras día su núbil consistencia, su momentánea eternidad.
Sueñan la verdad que más tarde no recuerdan.
La vida entera agotarán después buscándola.
Conscientes en ocasiones de su inconsciencia, repetirán una y otra vez los signos que les devuelvan al primer hechizo, el don de ser.
Somos el cuerpo que pensamos, y el que sin pensar, en la ráfaga de un instante dejamos de ser.
La única guarida que nos cobija, el único abandono que podemos evitar.
El tiempo procede de un cuerpo, y en él se agota.
Allí, donde el corazón tiembla, llora y ríe; fin y principio de su provisionalidad.

 

Si te gustan los artículos de Francisca G. Algarra, seguro que te encantará su libro 😉

Puedes comprar el libro enviando un email a: 62fga62ARROBAgmail.com