Niños Refugiados: Crímenes y Abusos

Tiempo de lectura: 2 minutos Cuando no hay razones, pero sí mucho odio, prejuicios y una gran maldad, siempre injustificable; los gobiernos escupen gases, balas o palizas y abusos, manchando de dolor el rostro y los cuerpos tiernos de los niños, como si fuesen siervos apestados.