Viñeta de Lex – @LLexadas 

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

Es preciso, sentarse, hablar, escuchar y encontrar soluciones creativas e innovadoras que seguro existen para resolver el “problema catalán”.

Es hora de revisar banderas, himnos, constituciones, estatutos y modelos de estado. Es hora de sacudir felpudos y librarnos del polvo que no nos deja ver el camino a seguir.

El sábado 18 de octubre emitieron en la 2 de RTVE la miniserie “37 días – Un mes de verano”, en la que se puede ver como la fallida diplomacia europea gestionó fatal la crisis del asesinato del Archiduque Franz Ferdinand y a su mujer Sofía, Duquesa de Hohenberg en Sarajevo.

Tras los asesinatos Austria-Hungría presentó una lista de demandas a Serbia que debían de servir como desagravio, con objeto en el fondo de que no fueran admitidas y así tener la excusa perfecta para desencadenar una guerra en la que Alemania estaba interesada.

Serbia a pesar de las grandes exigencias de las demandas las aceptó para sorpresa de Austria. Pero Alemania, interesada en que hubiese una guerra, animó a Austria a contestar a Serbia que no se habían comprometido lo suficiente.

Pues bien, todo esto se transformó en una guerra que abarcó todo el continente a consecuencia de las alianzas entre los países europeos, y nos trajo la I Guerra Mundial en la que hubo más de 10 millones de muertos y millones de heridos y lisiados de por vida.

Mientras veía esta serie me vino a la mente la insistencia del Gobierno de España en decir que el Presidente de la Generalitat no había condenado la violencia que ha sufrido Catalunya durante estos pasados días, con motivo de las protestas de grupos radicales que han empañado las masivas protestas pacíficas que ha habido con motivo de las sentencias del Procés.

Bien es verdad que Torra tardó en condenar la violencia, pero sí lo hizo.

Torra hizo un llamamiento en TV3 a la calma ante la tercera noche de disturbios que tuvo lugar el miércoles 16 de octubre en Barcelona y otras ciudades.

“El movimiento independentista no es ni ha sido violento. Siempre hemos condenado y condenamos la violencia.”

“No se pueden permitir los incidentes que estamos viendo en las calles de nuestro país”

“Se tiene que parar ahora mismo.”

“No hay razón ni justificación para quemar coches ni ningún otro acto vandálico”.

“La protesta debe ser siempre pacífica y cívica. Cuanto más masiva, mejor, pero siempre pacífica, es así como no perdemos la razón.”

No hay peor sordo que el que no quiere escuchar y Moncloa ha repetido una y otra vez, primero que Torra no había condenado la violencia y después que no lo había hecho con la suficiente contundencia. En su última carta a Torra, en contestación a otra previa que este le había enviado, le exige “condenar la violencia de forma rotunda; amparar a las fuerzas de seguridad que la combaten; y evitar la discordia civil”.

El Consejero de Interior de la Generalitat se ha coordinado con el Ministro del Interior, de manera que ha existido una colaboración entre Moncloa y Generalitat en cuanto a medidas de seguridad se refiere, así además lo ha confirmado Fernando Grande-Marlaska. Respecto a la tercera exigencia “evitar la discordia civil”, precisamente sobre esto es lo que tienen que tratar ambos mandatarios y encontrar una solución a este “nudo gordiano” del “problema catalán”.

Al igual que sucedió en la I Guerra Mundial la diplomacia hasta el momento está demostrando que no está a la altura de las circunstancias, pues el Presidente de la Generalitat continúa insistiendo en la autodeterminación, mientras el inquilino de Moncloa no está dispuesto a sentarse a hablar sobre este tema con el representante actual del pueblo de Catalunya, a pesar de que Quim Torra le haya llamado hasta en cuatro ocasiones.

En el vídeo que podéis ver a continuación, como si de un monólogo de Gila se tratara, podemos ver como Torra de nuevo no consigue contactar con el Presidente del Gobierno de España.

Y es que Gila, mi adorado Gila, había vivido bien de cerca la guerra, y llegó a la conclusión de que antes de llegar a la violencia desatada hay que hablar con el enemigo, siempre hay que encontrar soluciones.

El rechazo de gran parte de la ciudadanía catalana, independentista y no independentista, a la sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado a los políticos y activistas independentistas a 99,5 años de prisión en total por sedición, malversación y desobediencia ha teñido Catalunya de protestas desde el lunes de la semana pasada, cuando se conoció la sentencia.

La tarde del mismo lunes en el que se conocieron las penas, miles de ciudadanos bloquearon los accesos al Aeropuerto de Barcelona. Y desde el día siguiente muchas ciudades del territorio catalán se organizaron para ser protagonistas durante una semana de multitudinarias concentraciones pacíficas de repulsa, que fueron tristemente eclipsadas por enfrentamientos violentos entre jóvenes y Mossos d’Esquadra y Policía Nacional, además de los llevados a cabo por algunos grupos de ultraderecha que se enfrentaban a los CDR.

Tristemente pudimos ver también grupos fascistas que campaban a sus anchas con banderas preconstitucionales, haciendo el saludo nazi por las calles “democráticas” de Catalunya, sin que fueran detenidos por las Fuerzas de Seguridad, como ocurre en la Europa democrática.

Miles y miles de ciudadanas y ciudadanos se han manifestado pacíficamente estos días no solo en Catalunya, si no en múltiples ciudades de España. Cabe destacar la violencia innecesaria utilizada por la policía nacional en las manifestaciones llevadas a cabo en Madrid, en donde, al igual que en Catalunya, varios periodistas, aun estando identificados como prensa, fueron víctimas de la violencia de las Fuerzas de Seguridad. Violencia, que ya ha sido denunciada por el colectivo “Reporteros sin Fronteras”.

Así la falta del trabajo de los políticos para encontrar soluciones que lo único que han conseguido es judicializar el “problema catalán”, han provocado una semana de caos en varias zonas de Barcelona y disturbios que han dejado en Catalunya unos 600 heridos, más de cien detenidos, 28 encarcelados y daños que superan los 2,5 millones de euros.

La ciudadanía debemos empujar a los políticos que se ganen sus sueldos y lleven a cabo su trabajo encontrando una solución a un problema que ya dura demasiados años, y que parece que diversos intereses políticos, al final económicos, han mantenido en el tiempo.

Muchas y muchos de los que no somos catalanes, y somos internacionalistas, nos gustaría que Catalunya siguiera formando parte de España, pero porque la ciudadanía catalana quiera, no porque se vea obligada.

Es preciso, sentarse, hablar, escuchar y encontrar soluciones creativas e innovadoras que seguro existen para resolver el “problema catalán”.

Es hora de revisar banderas, himnos, constituciones, estatutos y modelos de estado. Es hora de sacudir felpudos y librarnos del polvo que no nos deja ver el camino a seguir.

A Unamuno le dolía España, y como dice el Gran Wyoming a Gila también le dolía España. Yo no soy un personaje de tanta relevancia como Unamuno o Gila, pero también como a muchas y muchos amigos y familiares nacidos por todo el territorio nos duele España.

Es hora de quererse, escucharse y no de apalearse.

Por favor, aparten ya intereses egoístas y particulares de oscuros personajes, siéntense y encuentren una solución los profesionales de la política, y si no son capaces de hallarla, declárense incompetentes y pasen el testigo a quien pueda hacerlo, antes de causar daños todavía mayores.

 

Una de risas, que no viene mal 😉

Viñeta

CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA... (Viñeta de Lex)

CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA. CONDENARÉ LA VIOLENCIA… (Viñeta de Lex)

Ver más

rtve.es 37 días – Un mes de verano

Wikipedia Serbia durante la Primera Guerra Mundial

eldiario.es Quim Torra condena la violencia de los radicales: “Se tiene que parar ahora mismo” 17-10-2019

publico.es Sánchez viaja este lunes a Barcelona para visitar a los agentes heridos en los disturbios

lavanguardia.com El mapa de una semana de protestas en Barcelona 21-10-2019

lavanguardia.com Casi 600 heridos, 200 detenciones, daños… Las cifras de una semana de disturbios 20-10-2019

rsf-es.org Reporteros Sin Fronteras exige que cesen las agresiones a periodistas en Cataluña y pide responsabilidad para rebajar la tensión 18-10-2019

elperiodico.com Foment y Pimec pactan un manifiesto por “el progreso de Catalunya” 22-10-2019

Tuits y posts