Tiempo de lectura: 5 minutos

Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso

Sobre la situación de Guinea Ecuatorial

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de infración contra los derechos humanos.

Todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de los dibujos de JamónyQueso (Ramón Nzé Esono) y sus #CartasLocasEsono.

S.A.R MANBOY

Hay “partidos políticos” con una militancia femenina capaz de seguir al que se curó el cuerpazo en un gimnasio gracias al chiringuito de una tal Esperanza Aguirre.

“Manboy”, en Guinea Ecuatorial, como suena, es una cosa sacada de una base lingüística en inglés que sirve para señalar en una película estadounidense al protagonista. Sobre todo en películas de Cowboy. Donde el “Manboy” se liaba a tiros con “indios” que lo perseguían en una carrera a caballo en las vastas y extensas llanas del salvaje oeste.

Eso debía ser aclarado antes de continuar. Y aclarado queda.

S.A.R significa… ah!  ¿Ya lo saben lo que significa? Ok. Mejor. Así me ahorro tener que explicar esas cosas que todos saben que son.

Tomemos ahora la imagen de hoy como referencia.

En ella se ve a un hombre curtido (físicamente fuerte) en pose desafiante. Vestido de uniforme de gala militar español por arriba. Y abajo con tacones rojos. En su cabeza lleva una corona. Y en las manos cruzadas sobre la pelvis, lleva un sable echo con globo alargado de color verde.

¿Qué tiene de especial?

Pues nada. Salvo que al acabar de dibujarla, se la he mostrado a dos españoles. El primero de ellos ha dicho que se trata de Paco Alcacer. El otro dijo que era Felipe de Borbón. Entonces he tenido que dejar a esos dos porque a lo mejor no estaban para la labor de tomarme en serio. Así que fui a preguntar a otros dos españoles. La primera española me ha dicho que es Kiko Rivera. La otra ha dicho que le recuerda a un político moderno.

Vamos, que la última casi da en el blanco que lleva mucho negro en el interior.

Llegados al punto de no conseguir que nadie reconozca al “Manboy” de la imagen de la carta de loco de hoy, he decidido pasar de preguntar a mis hermanos y hermanas del Reino VI. Luego me he topado con un guineoecuatoriano. Al preguntarle, me ha dicho que no conoce a nadie con esa tez. Más tarde con una guineoecuatoriana. Ella, después de pensárselo un poco ha preguntado: ¿es el líder de VOX?. Y yo respondí: no parece. Pero podría ser.

Ya que nadie da con el clavo de quién es, al final tengo que dar pistas por ver si alguien entiende esta locura que se viene.

¿Qué sería de Abascal, por poner un ejemplo, sin Rocío Monasterio?

La pregunta podría parecer inocente, ya que Rocío no es la Boss de esa cosa diseñada para que los hombres decidan sobre Rocio, Elena, Maria, Juana, Natividad, Manuela, Irene… etc., etc… pero no, inocente del todo no es.

Digamos que Santi ya nació Conde. Lo que si bien es importante porque es un apellido que le viene de una mujer, no deja de ser curioso que se apellide como el título nobiliario de un noble. Abascal, como apellido, ante Conde es como Sánchez ante Álvarez de Toledo. Y mira que si se lo propones a Santi, no elegiría al Man llamado Sánchez para ser acompañado en su día a día. Elegirá a Toledo. Pues son las mujeres las que hacen que el Conde de su madre sea hoy lo que es.

Ayer, por ejemplo, lo que era es un man con una tarjeta de crédito con suficiente carga interior como para curarse el cuerpo en un gimnasio. Al gimnasio que acude Santi, la propietaria, apuesto mis rastas, es mujer. Como mujer fue la Esperanza con la que abultó la tarjeta de crédito plena a base de trabajar de vago en varios modelos de chirringuitos españoles. Hasta tal punto que cuando salía del gimnasio y regresaba a su casa, la mujer que le dice las cosas como no se lo diría Monasterio jamás, le recordaría que con la Presidenta de Madrid, él, Manboy, no iba a llegar demasiado lejos.

Entonces Manboy se lo pensó dos veces, y decidió dejarse de chiringuitos, para pasar a curar como cura Ana Blanco. Así fue como ante Ana, Manboy logra introducir en España el discurso que le definiría como “arrepentido por haber participado junto a Esperanza en el saqueo de lo público”. Al mismo tiempo que querría demostrar que ni Rocío, ni Ana, ni Mamá Conde, estaban a la altura de su testosterona cuando toca demostrar que no solo de los chiringuitos se vive. Que también hay “partidos políticos” con una militancia femenina capaz de seguir al que se curó el cuerpazo en un gimnasio gracias a Esperanza.

Bueno… resulta que lo vi en la tele el otro día hablando de todo. Desde devoluciones en caliente, hasta los menas. “Mèna”, en un fang profundo, significaría “mujer”. Pero hay que saber pronunciarlo para que se entienda en territorio Fang.

En la tele, como ya ocurrió cuando junto a otros 4 hombres, ante Ana, Santi dijo dos cosas que me tuvieron reflexionando un par de ratos. Lo primero fue que se arrepentía de haber sido el Boy de Esperanza. Por otro le decía al Man de Iglesias que no le diese lecciones de moral. Vamos, que estando en el centro de la cosa política, y con el subidón de las encuestas, a Santi se le olvidó que cuando Ana pregunta por mujeres, a lo mejor querría realmente decir:

¿Por qué tú y no Rocío hoy aquí?

A lo que él podría haber respondido diciendo: Rocío no sabría diseñar algo que la traiga hasta aquí. Sobre todo no sabría diseñar nada sin el gran hombre que está delante de ella protegiéndola y cuidándola como Dios manda. Así que mejor no preguntar por una mujer como ella. Yo soy el arquitecto de este proyecto.

¿Que no ven claro lo que quiero contarles?

Vale. Pues nada…

Hasta otra. Total… para las sandeces que iba a escribir yo. Mejor le ahorro a Doña Lidia tener que lidiar con Manboy.

Vídeo

 

Viñeta

Viñeta de JamónYQueso (Ramón Nzé Esono)

Viñeta de JamónYQueso (Ramón Nzé Esono)

 

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

Imposibilidades e incompatibilidades

***Más artículos de Ramón Nzé Esono***