Tiempo de lectura: 3 minutos
MENÚ DEL DÍA. (Viñeta de Dalmaus)

MENÚ DEL DÍA. (Viñeta de Dalmaus)

 

Viñeta de Dalmaus – @dalmaus

Artículo Simone Renn – @SimoneRenn

 

Según el informe anual de desigualdad que publica Oxfam Intermón, las personas más pobres en España habrían perdido, proporcionalmente, hasta siete veces más renta que las más ricas.

El impacto de la COVID-19 en España nos podría devolver a índices de desigualdad semejantes a los experimentados durante los peores años de la crisis anterior, como resultado, sobre todo, de la pérdida de empleo de las personas más vulnerables: jóvenes, mujeres y migrantes. Además, el efecto de este golpe nos llevaría a niveles de pobreza inéditos. Pero está situación se puede revertir tomando las decisiones políticas adecuadas tanto en el ámbito del mercado de trabajo, como aquellas relacionadas con el gasto social o la necesaria reforma fiscal para financiarlas. Los fondos europeos también deben ser una oportunidad para generar más equidad. Así lo demuestran algunas medidas tomadas por el Gobierno para paliar la primera fase de la pandemia, como la aplicación de los ERTE que habrían evitado que más de 710.000 personas cayesen en la pobreza y pide más políticas públicas contra la desigualdad.

España no sólo no ha sido ajena a la pandemia de la Covid-19, sino que ha sido uno de los países más afectados por la misma, tanto en términos sanitarios como económicos y sociales. Sin embargo, este impacto no ha afectado de la misma manera a todas las personas.

En 2018 España ya mantenía una desigualdad todavía superior a la existente en los años previos a la crisis de 2008, habiendo incrementado notablemente su diferencial respecto del promedio de la Unión Europea.

 

Gráfico 1.Desigualdad en la Unión Europea, 2019 (Índice de Gini sobre la renta disponible equivalente referida a 2018)

Gráfico 2.Evolución de la desigualdad en España vs. Unión Europea, 2008-2019 (Índice de Gini sobre la renta disponible equivalente referida a 2018)

El índice de pobreza entre la población migrante alcanzaría el 57%, frente al 22,9% de media del total de la población.

“Mujer joven, migrante, con bajos estudios y perteneciente a un colectivo racializado sería el perfil más vulnerable ante los efectos de la pandemia”.

El informe demuestra que sin una respuesta adecuada, hay un grave riesgo de que la salida de la crisis profundice y eternice las desigualdades en España, empobreciendo a las personas más pobres mientras las más ricas se recuperan a paso firme

La COVID-19 llegó a una sociedad que ya tenía graves problemas de desigualdad económica y social acumulados desde la crisis anterior, lo que ha provocado que las personas más pobres en España habrían perdido, proporcionalmente, hasta siete veces más renta que las más ricas.

Ver más

oxfam.app.box.com Informe Oxfam sobre pobreza 25-01-2021