Tiempo de lectura: 4 minutos
- Mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira - Verdad (Viñeta de Davite)

– Mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira, mentira – Verdad (Viñeta de Davite)

 

Viñeta de  Davite – @deuxpression

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

Averiguamos por qué la mentira forma parte del quehacer diario de los deshonestos y pueden vivir y dormir tan tranquilos.

Según un estudio realizado en la University College London (U.C.L) el comportamiento deshonesto se intensifica cuando se repite. El cerebro de los mentirosos se va adaptando progresivamente al engaño. Un mecanismo biológico, la adaptación, podría apoyar la deshonestidad.

Conocida es la frase: “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”, atribuida a Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945, protagonista en el proceso de ascenso de Hitler al poder, ideólogo de las estrategias mediáticas anti-semitas. El 23 de julio de 1944, Hitler lo nombró «plenipotenciario para la guerra total» (Generalbevollmächtigten für den totalen Kriegseinsatz).

Para Goebbels, al igual que para los seguidores de la filosofía de Nicolás Maquiavelo, el acto de mentir debe ser analizado y evaluado más allá del prisma de la moralidad para extraer de él una utilidad innegable: la de influir en la sociedad. Según Maquiavelo es lícito aceptar que los objetivos de los príncipes, como la gloria y la supervivencia, pueden justificar el uso de medios inmorales para lograr esos fines.

A Maquiavelo, aunque nunca lo dijo, se le atribuye la frase “el fin justifica los medios”, ya que resume muchas de las ideas contenidas en el capítulo XVIII de El príncipe: solo el resultado justifica la acción, siendo además el creador del concepto de la “razón de estado“, fundamental en Política.

Hay que destacar que tanto Maquiavelo como Goebbels no tuvieron finales felices.

Goebbels después de la muerte de Hitler, ante la inminente derrota alemana, se suicidó junto a su esposa​ después de envenenar a sus seis hijos.

Por otro lado Maquiavelo, cuya vida pública estuvo enmarcada en sucesos surgidos por la ambición del papa Alejandro VI y de su hijo, César Borgia, el duque Valentino, cuyos personajes ocupan un gran espacio en El príncipe, fue apresado y torturado en 1512  al pertenecer a una conspiración contra los Médici. El pontífice León X medió para liberarlo y Maquiavelo se retiró a su pequeña propiedad en San Casciano in Val di Pesa, donde malvivió. Murió en su ciudad natal a causa de una peritonitis aguda a los 58 años de edad, olvidado e ignorado por sus contemporáneos.

Pues bien, está claro que en la política de hoy en día podemos encontrar fanáticos seguidores practicantes de las enseñanzas de  Maquiavelo y Goebbels, en los que la deshonestidad forma parte de su marca personal.

Cabe preguntarse cómo es posible que estos personajes tan deshonestos en los que la mentira forma parte de su quehacer diario, puedan dormir y vivir tan tranquilos.

Pues bien, la respuesta la dio un estudio realizado en la University College London (U.C.L), publicado en la revista Nature Neuroscience en 2016, la clave está en cómo el cerebro de los mentirosos se va adaptando progresivamente al engaño.

Para los investigadores, el impacto de la deshonestidad a nivel neuronal es de tal magnitud que incluso puede hablarse de un “mecanismo neural” que soporta la mentira, o en otras palabras: un principio biológico de adaptación que contribuye al fenómeno, llamado adaptación emocional. 

Para Tali Sharot, neurocientífica del U.C.L., las personas mienten más cuando es bueno para ellos y para los demás. Cuando sólo es bueno para ellos, pero se hiere a otra persona, mienten menos. No obstante, el experimento también mostró que la mentira solo aumentó con el tiempo cuando el participante obtuvo algún beneficio, lo que sugiere que el interés propio es necesario para que la deshonestidad se intensifique.

Según Neil Garrett, neurocientífico cognitivo de la U.C.L. y autor principal del estudio:

“Este estudio es la primera evidencia empírica de que el comportamiento deshonesto se intensifica cuando se repite, cuando todo lo demás se mantiene constante.”

Los investigadores constataron cómo la actividad de la amígdala, una región del cerebro conocida por responder y procesar las emociones, fue inicialmente alta cuando los participantes mintieron, pero fue declinando con el tiempo durante actos subsecuentes de deshonestidad.

Un punto a destacar es que las mayores reducciones en la actividad de la amígdala pronosticaron mentiras mayores más adelante. Esto sugiere que un mecanismo biológico (la adaptación) podría apoyar la deshonestidad.

Este estudio me parece de gran relevancia y no llego a entender por qué no es más conocido. Bueno, sí, sí lo entiendo. A los poderes fácticos desde luego no les interesa que conozcamos estudios como este.

Ahora entiendo lo que mi madre nos decía: “Acostumbrarse a mentir es muy peligroso”. Sí que tenía razón, sí.

Vídeo

Youtube. El cerebro se adapta a la deshonestidad. Resumen estudio University College London por Neil Garret

Ver más

neilgarrett.org

psyciencia.com “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” 2-12-2016

nature.com El cerebro se adapta a la deshonestidad 24-10-2016

TIME Magazine: The Fascinating Reason Why Liars Keep On Lying 24-10-2016

The Guardian: From porkies to whoppers: over time lies may desensitise brain to dishonesty 24-10-2016

New York Times: Why Big Liars Often Start Out as Small Ones 24-10-2016

New Scientist: Lying feels bad at first but our brains soon adapt to deceiving 24-10-2016

Wired: The more we lie, the easier it is for our brains to be increasingly more deceitful 24-10-2016

Wikipedia Nicolás Maquiavelo (1469-1527)

Diplomático, funcionario, filósofo político y escritor italiano, considerado padre de la Ciencia Política moderna. Fue así mismo una figura relevante del Renacimiento italiano. En 1513 escribió su tratado de doctrina política titulado El príncipe, póstumamente publicado en Roma en 1531.

El príncipe a veces se dice que es una de las primeras obras de filosofía moderna, especialmente de filosofía política, en la que se considera que la verdad efectiva es más importante que cualquier ideal abstracto. También estaba en conflicto directo con las doctrinas dominantes católicas y escolástica de la época con respecto a la política y la ética.

Wikipedia Joseph Goebbels (1897-1945)

Paul Joseph Goebbels3​a​ fue un político alemán que ocupó el cargo de ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945. Uno de los colaboradores más cercanos de Adolf Hitler,​ Goebbels era conocido por su talento como orador,​ su profundo antisemitismo6​ y su respaldo a una discriminación racial cada vez más severa —que, entre otras cosas, acabaría dando lugar al genocidio de los judíos en el llamado Holocausto.

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

El juego del embustero