Viñeta Pedripol@pedripol

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

 

Vivamos la satisfacción de que se va a poder hacer algo más de lo que haría un gobierno en solitario del PSOE, que se tomarán medidas más sociales. Y por supuesto, sin bajar la guardia.

El martes empezaba tranquilo, nada hacía augurar lo que iba a pasar… De repente, las noticias empezaron a precipitarse… Ya están negociando, ya hay un preacuerdo, ya hay un documento, se anuncia rueda de prensa, Pablo Iglesias será vicepresidente…

La ilusión crecía a ritmo proporcional a la frustración y la rabia que habíamos sentido cuando se confirmó la convocatoria de estas pasadas elecciones y al temor que habíamos sentido con el crecimiento de la ultraderecha.

Y llegó el momento. Ahí los teníamos en pantalla. Dos pequeños discursos de mensaje ilusionante que te hacen echar la vista atrás y pensar en lo mucho que se ha peleado, en las muchas personas que han trabajado para poder llegar un día al Parlamento y para ahora poder firmar una parte de un gobierno. Se podía, claro que se podía y se pudo.

Estoy ilusionada y sé también que esta alegría no es ingenuidad. Sé, soy muy consciente de que este acuerdo con el PSOE no es todo lo que queremos ni es todo a lo que aspiramos, pero tenemos que darle una oportunidad a la alegría y valorar este acuerdo en su justa medida, como el paso importante que es. Una gran oportunidad para mejorar algunas cosas en la vida de la gente. Ya iremos luego negociando paso a paso, punto a punto e iremos viendo. Algunos acuerdos no nos gustarán, otros sí. Pero mejor es tener algo a perderlo todo.

Dijo Pablo Iglesias el último día de campaña, cuando tendía su mano por enésima vez al PSOE para formar un pacto de gobierno progresista que sabía que tendría que “tragar algún sapo”. Pues sí, y ahí tendremos que estar para tragar algún sapo si la compensación es mejorar algún aspecto en la vida de la gente.

A veces, a la izquierda nuestro escrúpulo ideológico nos hace inoperantes, ineficaces. A veces, el idealismo nos impide ser prácticos. Las batallas no se ganan a la primera ni se llega siempre directamente al objetivo sin pasar por fases intermedias.

Siempre he defendido la unión de distintos colectivos, los frentes amplios, los documentos de bases, los acuerdos de mínimos que luego hay que concretar y desarrollar, porque son señal de voluntad de hacer cosas, de generosidad, de apertura y eso es lo que mueve las sociedades mientras a cada uno no le llega su momento.

Ojalá se pueda derogar la reforma laboral del PP y la odiosa ley mordaza. Ojalá podamos ver que se abre la inédita vía del diálogo con Catalunya y veamos a los líderes sentados en una mesa de negociación y dejemos de hablar de Ley de Seguridad Ciudadana, de 155, de “piolines”, porras y cárceles como única vía de solución para un problema que es político y que siempre se debió de intentar solucionar desde posiciones políticas.

Ojalá podamos llegar a un acuerdo justo para las pensiones, regular el disparado precio de los alquileres y mejorar la calidad de los servicios públicos: sanidad, educación, asistencia social…

Fue una gran satisfacción cuando se logró la subida del salario mínimo. Con ello se mejoró la vida de mucha gente y no ocurrió ninguna de las catástrofes con las que quiso asustar el sector empresarial. Sé que alguna batalla más se ganará aunque no las ganemos, de momento, todas.

Y yo tengo muchos otros “ojalás”, para los que sé que con un gobierno del PSOE no va a ser posible ni hablar, como que podamos llegar a ser una República. Por eso, habrá que seguir peleando y trabajando.

De momento, vivamos la satisfacción de que se va a poder hacer algo más de lo que haría un gobierno en solitario del PSOE, que se tomarán medidas más sociales. Y por supuesto, sin bajar la guardia. Habrá que seguir trabajando para que llegue el momento en el que podamos hablar de un gobierno de izquierda y sea posible dejar de usar el eufemismo de un “gobierno de progreso”.

Sin duda es un paso importante, es un logro pero no aun la meta. Disfrutemos de ver que el trabajo realizado tiene y tendrá ahora una compensación y que esa satisfacción nos sirva de impulso para seguir trabajando para alcanzar la meta.

Firma del preacuerdo

 

Texto íntegro del preacuerdo

El PSOE y Unidas Podemos hemos alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición que sitúe a España como referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas.

Ambas formaciones comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea.

Los detalles del acuerdo se harán públicos en los próximos días. Actualmente, estamos avanzando conjuntamente en una negociación encaminada a completar la estructura y funcionamiento del nuevo gobierno que se regirá por los principios de cohesión, lealtad y solidaridad gubernamental, así como por el de idoneidad en el desempeño de las funciones.

Los ejes prioritarios de actuación del gobierno progresista de coalición se centrarán en dar respuesta a los principales retos que tiene ante sí la sociedad española en su conjunto:

1.- Consolidar el crecimiento y la creación de empleo. Combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.

2.- Trabajar por la regeneración y luchar contra la corrupción. Proteger los servicios públicos, especialmente la educación – incluyendo el impulso a las escuelas infantiles de cero a tres años-, la sanidad pública y la atención a la dependencia. Blindaje de las pensiones de nuestros mayores: asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y su revalorización conforme al coste de la vida. La vivienda como derecho y no como mera mercancía. Apostar por la ciencia como motor de innovación económica y dignificar las condiciones de trabajo del sector. Recuperar talento emigrado. Controlar la extensión de las casas de apuestas.

3.- Lucha contra el cambio climático: la transición ecológica justa, la protección de nuestra biodiversidad y la garantía de un trato digno a los animales.

4.- Fortalecer a las pequeñas y medianas empresas y a los/as autónomos/as. Impulsar la reindustrialización y el sector primario. Facilitar desde la Administración las bases para la creación de riqueza, bienestar y empleo, así como el impulso digital.

5.- Aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas como el derecho a una muerte digna, a la eutanasia, la salvaguarda de la diversidad y asegurar España como país de memoria y dignidad.

6.- Asegurar la cultura como derecho y combatir la precariedad en el sector. Fomentar el deporte como garantía de salud, integración y calidad de vida.

7.- Políticas feministas: garantizar la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres a través de la lucha decidida contra la violencia machista, la igualdad retributiva, el establecimiento de permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, el fin de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y la elaboración de una Ley de igualdad laboral.

8.- Revertir la despoblación: apoyo decidido a la llamada España vaciada.

9.- Garantizar la convivencia en Cataluña: el Gobierno de España tendrá como prioridad garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política. Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles.

10.- Justicia fiscal y equilibrio presupuestario. La evaluación y el control del gasto público es esencial para el sostenimiento de un Estado del bienestar sólido y duradero.

Viñeta

Viñeta de Pedripol

 

Ver más

Documento del preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para formar un gobierno de coalición 

ElDiario.es: PSOE y Unidas Podemos acuerdan un Gobierno de coalición con Iglesias de vicepresidente 12-11-2019

ElDiario.es: Un abrazo histórico, una enorme oportunidad, por Ignacio Escolar 12-11-2019

Público.es Sánchez e Iglesias pactan el primer Gobierno de coalición de la democracia, pero la estructura se conocerá tras la investidura 12-11-2019

Público.es: El pacto de coalición sitúa a Pablo Iglesias como vicepresidente y a Irene Montero y Yolanda Díaz de ministras 12-11-2019

Infolibre.es: Sánchez e Iglesias cierran por sorpresa y en apenas unas horas un preacuerdo para formar un Gobierno de coalición 12-11-2019

RTVE Sánchez e Iglesias firman un acuerdo para un gobierno progresista de coalición basado en la “lealtad” 12-11-2019

Artículos relacionados en La Política

Soy de izquierdas porque soy humana

De egos, escisiones y debilidades de la izquierda

Y Pedro Sánchez ganó las elecciones, perdiendo

Tuits y posts