Viñeta Dalmaus – @dalmaus 

Artículo de Doctor Kolimari – @DKolimari

 

Aunque los investigadores no han confirmado el sabotaje de Irán a buques en el Golfo Pérsico, EEUU pretende que la UE abandone el acuerdo nuclear de Viena con Irán.

El 12 de mayo pasado la prensa publicó que se habían producido varias explosiones en el puerto de Al Fujairah en los Emiratos Arabes Unidos (EAU). Entre desmentidos y confusión, finalmente el gobierno de EAU informó que cuatro buques petroleros de varias nacionalidades (Arabia Saudí, Noruega, EAU) habían sufrido sabotajes. Estos sabotajes consistían en perforaciones en sus cascos. Los daños eran similares en todos los casos. No quedó claro la manera en que se habían producido estas perforaciones, ni en qué lugar y mucho menos quién las había provocado.

Al día siguiente, el gobierno de Arabia Saudí denunció que se trataba de un ataque deliberado contra sus intereses (dos de los barcos eran saudíes). EAU pidió la colaboración de equipos técnicos de investigación estadounidenses para esclarecer lo ocurrido. Extraoficialmente los investigadores norteamericanos divulgaron que se trataba de un ataque con cargas explosivas y que era obra de los iraníes. Sin embargo, los investigadores no han aportado ninguna prueba que demuestre esta teoría.

Mapa del Golfo Pérsico

Mapa de Wikipedia – De Hégésippe Cormier aka Hégésippe

 

Este suceso se produce a la entrada del estrecho de Ormuz que separa las costas de los EAU e Irán y que es la puerta de entrada al Golfo Pérsico. Por el estrecho de Ormuz circula una quinta parte del suministro petrolero global. En concreto, es la principal vía de exportación del petróleo del Golfo Pérsico y uno de los puntos clave geoestratégicos a nivel mundial. Además, se produce en un momento de escalada de la tensión en la región entre Irán, Arabia Saudí y EEUU.

Irán y Arabia Saudí han roto relaciones diplomáticas por motivo de la guerra de Yemen, en la que apoyan a los bandos enfrentados y por sus disputas ideológicas con respecto al cisma interno en el Islam entre sunnitas (Arabia saudí) y chiitas (Irán). El tercer actor en disputa es EEUU que aspira a controlar la región y que pretende desactivar a Irán como potencia regional. Para ello, el gobierno de Trump se ha fijado como uno de sus objetivos en política exterior derribar al gobierno de los ayatollahs en Irán.

El punto de mayor tensión con Irán a nivel internacional es el programa de tecnología nuclear que desarrolla el país persa desde hace años. El gobierno iraní impulsó este programa para dotarse de energía nuclear. Sin embargo, EEUU e Israel denuncian que en realidad se trata de un plan secreto para desarrollar armamento nuclear. Durante años se produjeron negociaciones diplomáticas para llegar a un acuerdo con poco éxito. Como medida de presión, EEUU ha promovido sanciones contra Irán y en 2012 logró arrastrar a la UE para imponerle un bloqueo comercial.

Finalmente, en 2015 un grupo de contacto formado por varios países (UE, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia, Alemania y EE.UU) alcanzó un acuerdo con Irán y el gobierno de Obama aceptó firmarlo. En virtud del acuerdo de Viena, se levantaba el bloqueo comercial contra Irán y Teherán se comprometía a congelar su programa nuclear. Sin embargo, la dicha duró poco tiempo. En 2018, el gobierno de Trump se retiró del acuerdo y volvió a aplicar el embargo comercial contra Irán. Desde entonces, se ha vivido una escalada de la tensión entre ambos países. Irán denunció este año que no se estaba respetando el acuerdo y que en consecuencia iban a dejar de cumplirlo parcialmente. A lo que EEUU respondió reforzando su presencia militar en el Golfo Pérsico. Washington acusa a Teherán de amenazar los intereses estadounidenses y de sus aliados en la región, incluidos Arabia Saudí y los EAU.

Coincidiendo con el reciente sabotaje a los petroleros en el estrecho de Ormuz, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, realizó una visita sorpresa en Bruselas. EEUU está presionando a la UE para que abandone el acuerdo de Viena con Irán y la visita de Pompeo parece que va en esta dirección. La presión norteamericana está provocando nervios en Europa. Por un lado, los intereses comerciales europeos con Irán son fuertes, pero más fuertes son los compromisos generales con EEUU.

Por el momento, los europeos intentan salvar el acuerdo con Irán, mientras que EEUU hace todo lo posible por encender la mecha en el Golfo Pérsico y obligar a los europeos a retirarse del acuerdo. Si la tensión con Irán aumenta, llegando a niveles pre-bélicos, será muy complicado para la diplomacia europea justificar la conveniencia de mantener el acuerdo de Viena con Irán. Coincidiendo con la visita de Pompeo, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, afirmó que los incidentes de los petroleros confirman su “preocupación” por el riesgo de un aumento de las tensiones “en una zona que no necesita ningún otro factor de desestabilización” y ha llamado a la “máxima moderación”.

Por otra parte, es una incógnita la postura que van a adoptar Rusia y China que también firmaron el acuerdo. Hasta el momento, han anunciado que lo van a respetar. Ambos países han fortalecido sus relaciones comerciales con Irán en los últimos años, por lo que la ruptura del acuerdo les perjudica. Recientemente, el presidente Putin ha pedido al gobierno iraní contención y no caer en las provocaciones de EEUU. Si Irán abandona el acuerdo de Viena, los medios de comunicación estadounidenses mostrarán a un Irán “desatado” ante la opinión pública mundial.

 

Ver más

elconfidencial.com El “sabotaje” a cuatro buques petroleros aumenta la tensión en el Golfo Pérsico 13-05-2019

infobae.com Estados Unidos culpó a Irán por los ataques a los buques petroleros en el Golfo Pérsico 14-05-2019

elpais.com Arabia Saudí denuncia el sabotaje de dos petroleros en aguas de Emiratos Arabes 14-052019

lavanguardia.com La UE intenta salvar contra reloj el acuerdo nuclear con Irán 14-05-2019

bbc.com 5 puntos clave del acuerdo nuclear con Irán del que Donald Trump retiró a EEUU 09-05-2018

elmundo.es Pompeo viaja por sorpresa a Bruselas para conversar con la UE sobre Irán 13-05-2019

Tuits y posts