Viñeta de ElKoko – @Elkokoparrilla

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

Hoy he descubierto una buena persona: César Pinto. Un abogado de turno de oficio que ha conseguido tumbar la venta de 3.000 viviendas de protección oficial de la Comunidad de Madrid a un fondo buitre.

La “tradición” hubiera hecho que ganase el fondo buitre, pero el trabajo, el buen hacer y el mirar por el bien común, ha hecho que gane un “gran abogado”.

Estamos cerca de fechas con especial significado para la cultura cristiana, seas o no seas creyente. A mi estas fechas me parecen bonitas, sobre todo porque veo a niñas y niños llenos de ilusión, y mueve a las reuniones familiares, quizá más apreciadas por los que vivimos alejados de nuestra familia. Aunque también me produce cierta tristeza ver a personas mayores y no tan mayores solas que recuerdan a sus familiares y seres queridos muy alejados en tiempo o espacio, o a niñas y niños que saben que da igual que llegue la Navidad, porque eso no hará cambiar su pobre condición.

Por otro lado, me sabe mal, muy mal, ver como ciertos seres perversos, utilizan en estas fechas el nombre de Jesús en vano. Pobre Jesús, si viera lo que hacen los hipócritas de misa y “golpe en pecho”, amantes de las bolas de goma, que no de Navidad, para repeler a la ciudadanía que reclama sus derechos, o para ahuyentar a los refugiados. Si viera como de sus bocas salen terribles palabras para acusar a niñas y niños, cuyo único delito es huir de la guerra y la miseria, mientras lo que la cultura europea les ofrece es un mísero colchón en los suelos de un frío pasillo de un centro de menores abarrotado.

Cansada de “buenos patriotas” y admiradora de las “buenas personas”, que las hay, pero que no suelen hacer ruido, porque están demasiado ocupadas en trabajar para ayudar a quien lo necesita.

Ser un “buen patriota” lleva implícita la división. Ser una “buena persona” es ser portadora de paz y unión.

Lo tengo claro, prefiero “las buenas personas” y hoy he descubierto una más: César Pinto. Un abogado de oficio que ha conseguido tumbar la venta de 3.000 viviendas de protección oficial de la Comunidad de Madrid a Goldman Sachs-Azora.

Luchando solo hasta el último momento por su cliente contra este fondo buitre, sin más ayuda que su trabajo y su convicción, César Pinto ha logrado la histórica sentencia del Supremo contra Goldman Sachs.

La “tradición” hubiera hecho que ganase el fondo buitre, pero el trabajo, el buen hacer y el mirar por el bien común, ha hecho que gane un “gran abogado”.

Porque lo que cuenta no es solo que algo sea o no sea tradición, lo que vale es si esa acción suma, ayuda, aporta a un mundo mejor.

Por ¡César Pinto! para que recupere las fuerzas y siga siendo ejemplo de futuras y futuros abogados.

¡Vivan las buenas y honradas personas!

Viñeta

- Como buen patritota defiendo las tradiciones. ¿Y qué tradición hay más antigua que la diferencia entre clases? (Viñeta de Elkoko)

– Como buen patritota defiendo las tradiciones. ¿Y qué tradición hay más antigua que la diferencia entre clases? (Viñeta de Elkoko)

Ver más

eldiario.es El Supremo anula definitivamente la venta de 3.000 viviendas sociales a un fondo buitre en la Comunidad de Madrid 12-12-2019

elindependiente.com El abogado de oficio que tumbó sin ayuda la venta de 3.000 VPO, de baja por depresión 13-12-2019

Tuits y posts