Una heroína, se llamaba Razan al-Nayar, voluntaria sanitaria en Gaza abatida por el ejército israelí

La ONU una vez más ha emitido un comunicado “expresando su indignación” por el asesinato de la cooperante médica Razan al-Nayar el pasado 1 de junio