Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso – Instagram @jamonyqueso89

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de derechos humanos. Pero todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de sus dibujos y sus #CartasLocasEsono.

Verde = Esperanza

España acoge una cumbre de la COP25 para dotarla de esperanza, aunque el verde dentro del parlamento español es un verde complicado para cualquier esperanza.

Bolsonaro puede quemar mucho verde. Amparado por una Biblia en donde ni una sola mujer, aparte de una Virgen y una “tal magdalena”, aparece como “amada por el mismísimo Deu”.

Los madrileños y madrileñas han optado por demostrarle a Chile lo mismo que le demostraron a los millonarios del River que jugaron una final de su máximo torneo americano contra su eterno rival el Boca de Macri y Diego. Todo en la capital de España.

Acogen una cumbre de la COP25 para dotarla de esperanza.

¿Será porque en el parlamento español hay mucho color verde?

No. No creo que sea por eso.

El verde dentro del parlamento español es un verde complicado para cualquier esperanza. Aunque la esperanza se diga que la requiere el propio planeta, dentro del cual apareció por primera vez el calificativo de verde para definir algo con una tonalidad diferente a las demás cosas.

Según wikipedia, fue en el año 1019 cuando los españoles y españolas de entonces comenzaban a utilizar la palabra verde para definir, por ejemplo, la camiseta del Real Betis. Antes de eso, bueno… busquen ustedes mismos.

El verde en España a día de hoy parece cosa exclusiva de los colores de una ideología política, enfrascada en un partido político cuyos líderes no parecen estar tan verdes para la esperanzadora monarquía que reinará la hija de la republicana silenciosa.

Pero no, no lo es.

Verde también llevan los Guardias Civiles. Muchos de ellos con ganas de ir “a por ellos”. A por los que no son esperanzadoramente verdes como a ellos, y ellas, GC, les gustaría que fueran.

Verde es todo lo verde que te quiero verde… ¡Ea!

Vayamos por la vía suave.

Y digamos que Madrid es también la capital de la esperanza del Partido Popular. Allá metido tienen colocado al “petitbonnehomme” que hace de Boss de los madrileños. De las madrileñas, dependerá siempre del barrio de donde pasten esas todas.

Madrid es la cuna de todo lo que sueñe con hacer “San Pedro”: fundar su propia iglesia.

O esperar a Julio y armar la Catedral. Las catedrales, muchas, no habrían resistido en el desierto que de verde solo le quedan los Oasis. Esos famosos que cantan como cantar canta USA en esto del COP25CHILE.

En Asunción, Paraguay, donde vivo ahora, el verde no es el problema. Lo tienen por todos lados. Pero después de dos guerras en donde fueron las mujeres las que repoblaran ese país tan loco como locos somos todos, el calor es quien parece hacer olvidar que la única mujer en el panteón dedicado a sus héroes, la única mujer dentro es la llamada Virgen. Y mira que en las guerras donde las haya, las mujeres han ido siendo el gran enemigo a batir. Y ni una sola dentro del patrón de los héroes.

Ninguna mujer como la Virgen. Pensarían los diseñadores con la esperanza de que todas ellas entendieran.

Paraguay es poca cosa comparado con Brasil y Argentina. En Brasil va uno con más Armas y más experiencia militar que la rubia en Bolivia. Con o sin biblias de por medio. Bolsonaro puede quemar mucho verde. Amparado por una Biblia en donde ni una sola mujer, aparte de una Virgen y una “tal magdalena”, aparece como “amada por el mismísimo Deu”. En la guerra de las mujeres en Chile, con ritmo musical no apto para vender cocacolas, en México incluido, los hombres somos los que vamos perdiendo. Y es que la calor del Paraguay, que pudo haber arrancado cuando parte del pueblo puso en llamas el parlamento, está que un buen asado argentino, lejos de la casita de los Kitchsner, sería lo ideal. Lo ideal, ente esperanzador que es compartir mucha carne, con mucho aceite…

Y todo acompañado de cosas que luego serán verdes. Y si no los metes en el contenedor verde, irán directos al Mar.

Y hasta Madrid llegará la niña desde Portugal. Hay mucha esperanza en que la niña imagen de los desbarajustes entre Trump y Bloomberg sea más convincente que la Marquesa esa del PP.

Dicen que China y USA han aparcado sus esperanzas para un mundo más verde. USA lo hace porque ya no quiere seguir invirtiendo sus billetes verdes para que unos cuentos “listillos” de Bruselas hablando de aguas contaminadas sigan viviendo a costa de ellos. China a su vez lo hace porque saben que sin ellos, por ejemplo, el mundo se va al garete. Son el juguete gigante del tablero. Al mismo tiempo el niño o niña dispuesto a gustar del toy. Utilizarlo un tiempo. Y finalmente abandonarlo en algún cajón.

Bueno, en definitiva, ambos países están menos verdes que el mío…

¿Para qué os lo cuento?

Ojalá mi imagen ayude a cambiar algo.

Fuerza.

Viñeta

«Verde = Esperanza» #CartasLocasEsono Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso #RamónEsono #GuineaEcuatorial

Viñeta de JamónYQueso

 

La pesadilla de Obi ahora en portugués

La pesadilla de Obi

La pesadilla de Obi

Nos felicitamos de que en Portugal hayan decidido publicar, traducido al portugués, el cómic en el que participa Ramón Nzé Esono en el que se satiriza al presidente Obiang, “La pesadilla de Obi“, y que por desgracia le supuso seis meses en la prisión de Black Beach en Guinea Ecuatorial.

El cómic se ha lanzado este martes 3 de diciembre.

La Pesadilla de Obi es una historieta realizada por tres autores ecuatoguineanos, dos escritores que firmaron con seudónimo y Ramón Nzé Esono, dibujante hoy en el exilio, que denuncia en clave de sátira los abusos del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

La pesadilla de Obi es una novela gráfica en la que narra en tono humorístico las desventuras de un personaje, trasunto de Obiang, que una mañana despierta convertido en un guineano más, víctima de la miseria y de la opresión de su propia dictadura.

Ver más: A BD que Obiang proibiu chega a Portugal (El cómic que Obiang prohibió llega a Portugal) 2-12-2019

COMPRAR EL LIBRO en Traficantes de sueños

 

Ilustración del cómic "La pesadilla de Obi" de Ramón Nzé Esono

Ilustración del cómic “La pesadilla de Obi” de Ramón Nzé Esono

 

Tuits y posts